Francisco P. de Ledesma, Diseñador/ Museógrafo, fundador del estudio Diseño de Ledesma y Miembro del Comité Organizador de Trending Hotel, resalta la importancia del diseño para el turismo y su avance futuro como elemento diferenciador de cada estructura hotelera.

¿Por qué se decidió a participar en Trending Hotel?

A invitación de un viejo amigo con el que hemos desarrollado grandes proyectos en el pasado, dentro del sector del diseño e implementación de proyectos públicos de puesta en marcha y producción.

¿En qué cree que beneficia eventos de este calibre a su profesión?

La nuestra es una profesión transversal que participa en multitud de sectores y operan a través de nuestros conocimientos y formación en diferentes etapas de implementación y desarrollo de los grandes eventos, teniendo mucho que decir desde el branding a la creación de la marca; desde el estudio de los objetivos hasta la implementación de los mismos, pasando por la comunicación de los sectores, por una parte y por el diseño y desarrollo de productos industriales, referentes al equipamiento más actual del sector del contract, por otra.

¿Qué enfoque deberían darle el diseño a eventos turísticos para sacar de ellos el máximo provecho?

Al ser parte del desarrollo de nuestro trabajo diario, ser expertos en la puesta en valor del Patrimonio, y en el discurso y desarrollo de contenidos. Uno de nuestros referentes es el diseño, la producción y montaje de exposiciones y museos, tanto en el ámbito nacional como internacional, que salpican el territorio nacional, donde no debemos olvidar que uno de los objetivos es el acercamiento a los visitantes que nos visitan, es decir el TURISMO.

Sinceramente, creo que es bien sencillo: una puesta a punto de las nuevas necesidades inherentes a la época en la que vivimos, y solucionando al cliente/visitante los nuevos paradigmas que tenemos en nuestra época. Estamos en la mitad de la segunda década del siglo XXI, y en la mayoría de cuestiones al uso en los criterios de valoración, todavía estamos con esquemas y planteamientos del siglo XX y cuando no en esquemas del XIX.

¿En qué se benefician los expositores al participar en algo así?

En el conocimiento, en la unión, a través de la comunicación de todos y cada uno de los que participan en el Club, de sus diferentes visiones y desarrollos profesionales y empresariales, así como, y sobre todo de la suma de contactos y experiencias, y desde un punto de vista profesional sobre todo a los contactos empresariales que le permiten acercarse a la producción y compra de equipamientos diferenciales, en las mejores condiciones de adquisición y como no, incluido también el precio.

A veces olvidamos la importancia de la unión de la línea contract hotelera, ya que todas las empresas van relacionadas, ¿sirve Trending Hotel como punto de unión para estas empresas?

Es de vital importancia, en el momento actual, unir esfuerzo en la solución de problemas y proyectos comunes, ganando tiempos y esfuerzos al colectivizar las experiencias de todos y cada uno de los que participan en el Club.

¿Es el diseño una parte importante de esta línea contract?

Creo que fundamental, en todos los criterios de valoración y en los conceptos objetivos que le damos a la expresión “diseño” desde la propia conceptualización hasta los desarrollos y las formas de interpretar las necesidades de la sociedad actual y sus referentes. Es fundamental para la interpretación de las formas de vida actual.

¿Hacia dónde cree que está evolucionando el sector turístico?

Cada día, es más elocuente el movimiento en los diferentes países de todo el mundo en hacerse un hueco, en singularizar su cultura y sus servicios para ofrecerlos como un producto más al mundo (no debemos olvidar los amplios % del valor del PIB en nuestro propio país).

Creo que definitivamente, el viaje, la visita, el conocimiento de otros países, sus culturas (desde el arte hasta la gastronomía)… son valores que todos los países están ofreciendo.

La evolución que se espera es una mayor profesionalización en el discurso de estos valores que se ofrecen y en sus diferentes soportes que lo amplifican.

¿Qué enfoque se debería dar a este cambio?

Evidentemente, singulares, criterios no exentos de exclusividad y un servicio no solo de personas, sino de equipamiento cada día más completo en la singularidad de las instalaciones.

¿Qué aspectos se deberían mejorar en el destino Costa del Sol?

Ha sido, y es hoy un listón alto en el desarrollo turístico de nuestras costas, al que se le debe dar un impulso transformador que emocione y entusiasme a turista, a la vez que palie esos tópicos negativos con los que aún se enfrentan nuestras costas.

Creo que, básicamente esta es de apreciación generalizada por parte del cliente que tiene en muchos casos ideas preconcebidas de cada zona o país de visita.

¿Por qué es la Costa del Sol un importante nicho de mercado?

Como decía anteriormente, ha sido y es hoy una propuesta, diría casi histórica en el desarrollo turístico de España.

¿Cómo enfoca la Costa del Sol sus hoteles? ¿cree que deberían renovarse?

Evidentemente, las necesidades actuales del visitante de la Costa del Sol se están modificando y se requieren criterios nuevos de servicios y conceptualización, así como en el equipamiento que sustentará estos nuevos aires.

¿Debe superarse ya la estacionalidad de Málaga?

Los nuevos vientos de la propia cultura del turismo no hacen nada más que decírnoslo a cada instante, no podemos desarrollar estrategias estacionales, no son productivas ni rentables y los conceptos vacacionales se han transformado en las culturas de los países.

El perfil del visitante de la Costa del Sol se está modificando y se requieren criterios nuevos de renovación así como el equipamiento que sustentará estos nuevos aires.

¿Cómo afecta este cambio turístico a los diseñadores en general?

Nos afecta como usuarios, turistas en potencia y como profesionales que tienen su nicho de mercado dentro del sector hostelero y del turismo en particular y sobre todo al sector de la producción del equipamiento. Ni decir tiene que cualquier acción requiere una reacción, y significará nuevos flujos de trabajo.

¿Son los hoteles puntos de creación para las personas que diseñan y crean espacios?

La arquitectura y el equipamiento hotelero han requerido siempre de propuestas donde el diseño y la singularidad han sido siempre objeto de plusvalías en los mercados y donde la singularidad y el producto bien estudiado y producido es un valor diferencial en las comparativas de mercado. La competitividad necesita de valores diferenciadores.

Edificios, distribuciones, muebles, equipamientos de restauración: vajillas, textiles, etc.

En resumen, se necesitan “aires nuevos que impregnen las ideas y los equipamientos” que las necesidades más actuales del contract nos están demandando.