Con motivo del rediseño y reforma del Hotel Fuerte Miramar de Marbella, Trending Hotel ha visitado sus instalaciones para entrevistar a Jordi Cuenca, Project manager de VERUM HD y responsable de esta transformación, en la que Hoteles Fuerte ha invertido 6 millones euros en su histórico y emblemático hotel con el fin de convertirlo en un hotel recomendado para adultos: ideal para parejas, singles y grupos. Además cuenta ahora con tres nuevas áreas: Amare Club, recinto privado de playa; piscina con camas gratuitas y servicio de restauración; Circuito Spa by Germain de Capuccini y también Gym, Gym by Technogym.»Aunque en algunos hoteles las fiestas se desmadran y el hotel parece más una discoteca, aquí hemos querido hacer algo muy mediterráneo donde poder relajarse, descansar, disfrutar y poder encontrarse con gente», nos dice el Interiorista Jordi Cuenca y responsable del cambio. Entre otros muchos detalles, en su entrevista, Jordi Cuenca ha destacado también la importante labor que tienen los hoteleros a la hora de llevar a cabo reformas y así innovar y aumentar el auge turístico en la Costa del Sol.

¿Por qué decidieron aceptar la propuesta para llevar a cabo la reforma del Hotel Fuerte Miramar?

Este fue un tema curioso porque nos seleccionaron para hacer el proyecto aquí, precisamente por el concepto que iba a tener el hotel de un «solo adultos», y este concepto que no está muy claro en espacios como esta Costa. Marbella, es un sitio mixto entre Costa y ciudad, pues nos seleccionaron porque habíamos hecho hoteles de diseño en ciudad. Nosotros hicimos el primer hotel de diseño en Barcelona en el año 89, un proyecto que fue todo un revulsivo en el aspecto de que hay más formas de crear hoteles e innovar.

Esto marca puntos de inflexión en la hostelería, un sector que avanza rápidamente en los últimos tiempos, y creo que en la zona de costa también existen estos puntos de inflexión, hoteles donde se mezclan estructuras de hierro al lado del mar, en cambio esta mezcla de elementos cool de ciudad con elementos más marinos que sorprenden y están gustando a la gente.

La promotora nos ofreció el proyecto y, bueno, nuestra experiencia en hoteles de costa solo era el primer hotel que se hizo de 5 estrellas en Ibiza.

¿Cómo pensó VERUM esta reforma para conseguir dar el enfoque «solo adultos» que demandaba la cadena hotelera?

El concepto básico era hacer un hotel «solo adultos», por tanto al tener un target concreto de clientes, ya tienes un enfoque muy concreto, la gente viene a ponerse guapa, disfrutar del mar. Relajarse, hacer fiestas… Aunque en algunos hoteles las fiestas se desmadran y el hotel parece más una discoteca, en este caso hemos querido hacer algo muy mediterráneo donde relajarse y descansar, y disfrutar y para poderse encontrar la gente. Eso dependerá del tipo de cliente que venga.

¿Cree que es positivo para el hotel externalizar este servicio de reforma, como ha hecho al recurrir a ustedes, o sería mejor hacerlo desde dentro?

Creo que precisamente este era un objetivo, externalizar este servicio, en Tenerife estamos haciendo otro proyecto y ha pasado igual, ya que nosotros le damos aires nuevos. Es como en la restauración, tienes a un cocinero que lo hace todo muy bien pero falta la chispa hasta que no viene un asesor externo que ha dado vueltas y ha visto otros muchos, y al llegar lo cambia con nuevos conceptos. Con el diseño nos pasa igual, como estamos activos y dando vueltas, que venga un cliente de ciudad o montaña, nosotros lo que hacemos es crear un proyecto adecuado a ellos. Pero es por este aspecto fresco de estar fuera de la compañía.

VERUM lleva a cabo, si el hotel lo necesita o demanda, todos los pasos: análisis de mercado, desarrollo, ejecución… ¿en el caso del Hotel Fuerte Miramar se han llevado a cabo todos los pasos del proyecto o sólo se han centrado en estructura en sí?

VERUM tiene diferentes socios en la empresa, funciona como plataforma técnica especializada en hostelería, o sea cualquier cliente que quiera realizar una inversión de este tipo puede solicitarnos a nosotros qué es lo que quiere. En este caso, el primer equipo que participó aquí fue Hotel Factory, una empresa socia de VERUM, que hizo todo el estudio de mercado y la conceptualización que debía tener el hotel. Después vinimos nosotros, el departamento de interiorismo, para hacer toda la reforma y ponerle cara a la letra, es decir, ellos hacen el guion y nosotros la película.

¿Cree que en general el sector hotelero necesita renovarse?

Sí, yo cuando vengo aquí precisamente, no duermo en el hotel sino en otros para ver cómo está la hostelería alrededor. Y tiene cosas muy positivas, pero necesita renovarse, y si lo hacen de una manera inteligente podría conseguirse. Siempre pensamos nosotros que el cliente debe gastarse el dinero correctamente, si lo adecuado para aumentar el precio de la habitación es cambiar el baño debes hacerlo, otra cosa es lo que te gastes en el baño, ya intentaremos que la inversión sea la mínima con el máximo resultado, ese es nuestro trabajo. Pero que se necesita este cambio es indudable si queremos mantener el turismo como estamos haciendo ahora. Es decir cuando acaben los problemas en los países del norte de áfrica y en el este, de momento nos han aprovechado guerras que han existido como la Primavera árabe, para cuando no tengamos tanta suerte podamos ofrecer los hoteles renovados y ganarnos al cliente porque nuestra calidad les haga venir aquí.

Ahora, después de años de crisis, el turismo está remontando desde el pasado año, ¿hacia dónde cree que debe enfocarse el sector en el futuro?

Creo que lo que debemos hacer es aumentar la calidad del turismo, es decir, lo que tenemos que lograr es menos turismo de botellón y juerga barata porque al fin de cuentas lo que hace es degenerar nuestro propio entorno. Está bien que venga gente que respete mi ciudad y mi entorno. Yo puedo vender una habitación a 50 euros a un señor y que eso signifique turismo de calidad, es decir, no hablo del precio sino de la calidad del turismo que recibamos.

Por tanto yo creo eso, que el turismo que recibamos sea cada vez de mayor calidad y que nosotros estemos orgullosos de los clientes que recibimos.

Tratándose de calidad, visto que en el Gran Debate Hotelero organizado por Grupo Vía y en el que usted participó, hizo hincapié en la indispensable sostenibilidad que deben tener los hoteles en su rehabilitación, ¿por qué es este uno de los pilares fundamentales?

Hoy en día el tema de la sostenibilidad y los recursos energéticos, y el cuidado del entorno creo que es necesario. Debemos ser conscientes de que hay que impactar lo menos posible en el entorno, producir los menos impactos de residuos, de contaminación atmosférica, lumínica… y esto lo tienen en cuenta todos los productos, a veces más y otras menos. Es verdad, que por ejemplo, aquí en el hotel todas las luces son de bajo consumo tras la reforma, se reduce 7 veces el consumo que tenías antes. Esto junto con la posibilidad de aprovechar la luz natural, esto es lo que hace que el hotel sea más sostenible y ayudar al cliente a que sea más consciente de esta sostenibilidad. Es un elemento necesario para todos y es a lo que tiene toda la hotelería y la sociedad en general.

Como todos sabemos, en la Costa del Sol existe un amplio nicho de negocio para el turismo en general, ¿cómo cree que se le podría sacar el máximo provecho?

Creo que lo que tiene que hacer la Costa del Sol precisamente es diversificar en cuanto a su hostelería, es decir, cuando nace un mercado y el mercado ve que todo puede absorberlo, todo el mundo es igual. Creo que deben aparecer más proyectos especializados, la hostelería tiende a la especialización, la Costa del Sol debe hacer lo que deben hacer otras costas del país, que es ir especializando cada establecimiento (familias, adultos, negocios, clientes mayores, salud, mascotas…). Es decir, puedes ir especializándote de manera que tengas un abanico importante de producto porque cada vez nacen más establecimientos y lo que no vamos a hacer es a copiarnos unos de otros. Al reformar un hotel, lo que hay que ver es que nicho de mercado vamos a abarcar para que el cliente además se sienta más a gusto porque claro un cliente de 65 años en adelante no estará igual de a gusto rodeado de niños inquietos que en un lugar más relajado.

¿Cree que este impulso que se necesita en el sector está también en manos de las administraciones públicas o es responsabilidad de los hoteleros?

No, yo creo que tenemos mucha manía en este país de mirarnos en las administraciones públicas, cuando éstas lo único que tienen que hacer es no molestar más de lo que molestan, al menos que no pongan tantas trabas (a la hora de licencias, tasas…). La administración no está para pensar, son los empresarios quiénes tienen la iniciativa, y las administraciones lo que tienen que hacer es ayudar. No creo que sean los impulsores, ahora sí que es verdad, que si por ejemplo en la Costa del Sol se llega a un intento de «tenemos que ir a buscar el mercado Chino», debe haber un organismo oficial que te ayude. Ahora, el producto lo tienes que hacer tú no te lo harán ellos.

En España y la Costa del Sol se llevan a cabo ferias, congresos, eventos… sobre turismo, ¿cree que es un arma para mover el negocio y sector en sí?

Sí, creo que todos los congresos que organizamos para mostrar nuestro país y nuestro entorno son necesario. Es importante que seamos receptores de congresos precisamente porque creo que somos amables y serviciales con nuestros invitados, por tanto, creo mucho en el turismo, creo en que aquí se pueden hacer congresos y negocios y combinar el ocio y el turismo que es lo que a la gente le gusta.

En el caso de Trending Hotel se crea un formato distinto, un lugar donde se encuentran empresas y proveedores, se reúnan, se crea negocio… ¿cree que este formato debería desarrollarse más?

Es un evento muy positivo, sobre todo, depende de a quien invites al evento. Es decir, si tú invitas a ver al cliente, no solo querrá ver el producto básico, sino quién se lo va a combinar y a elaborar. Si vas a vender al cliente final, combinar fabricante con productor es interesante.

¿Cree que a veces se olvida la importancia de la línea contract hotelera?

No, la línea contract existe y los clientes finales saben que existe. Tienes hoteleros que les interesa contratar con la línea contract y otros directamente de fábrica, yo creo que está unido todo y que la línea contract está siempre presente.

¿Si existiese más unión entre toda la línea contract sería favorable para todos?

R: Esto siempre depende del mejor precio, depende de la suma de los factores, sale positivo y sale ganando o no. No hay una fórmula concreta, por tanto no es matemático.

¿Querría añadir algo más?

Bueno llevamos muchos años ya haciendo hotelería, y llevo en concreto 31 años, entonces sabemos de qué va la historia y como tenemos diferentes socios especializados en cada tema pues hay un feeback continuo. Esto hace que todos tengamos un conocimiento elevado de lo que es un hotel.

Cuando se hace un trabajo bueno como el que se ha hecho aquí en el Hotel Fuerte Miramar, donde empiezas dos años antes realizando un estudio de mercado, estudias que se puede hacer, realizas estudios de posibles alternativas, implementas diferentes equipos, etc. Cuando todo esto pasa el éxito está bastante garantizado.

La mayoría de la gente cree que ahorrarse 50 mil euros en un estudio de mercado y estudios de concepto harán más cosas con ese dinero, cuando se van a gastar 5 millones, y este aspecto es necesario para saber por dónde tirar. Todo está cambiando mucho y si tienes la posibilidad de asesorarte, y tienes la capacidad de sumarlo para generar un buen equipo, el éxito es casi seguro.

En cuanto al equipo de Marketing de VERUM, trabaja de principio a fin, es decir, hacen un seguimiento posterior para observar los resultados de la reforma. Si se han conseguido los objetivos, habrás logrado el éxito.

Además, no hay que olvidar a los clientes, si ellos terminan contentos con el servicio, harán expansión. Es decir, se pueden hacer cosas en España y se puede ganar dinero. En general, hay miedo a invertir porque no se sabe si se recuperará, pero el problema es que si no tengo localizados los canales es muy difícil.

Los canales de venta, además, son muy importantes, tener un producto y no saberlo vender es lo peor que te puede pasar. Y si tienes la posibilidad de tener una previsión y una continuidad después, es interesante. Algunos hoteleros están cojos en algún punto y tienen miedo de invertir, y eso es un error, tienes que saber qué hacer para invertir porque invertir tienes que invertir por narices, lo que tienes que hacer ir ganando cuota de mercado y precio.

En cuanto a las reformas, no tienen por qué ser integrales, pueden ser por fases, ya que las integrales deben cerrar el hotel para hacerlo y hay hoteles que tienen clientes fijos y prefieren seguir abiertos, y hacerla poco a poco. Hay clientes a los que les vas ofreciendo nuevas cosas y te lo van agradeciendo. En España tenemos bastante posibilidad de fidelizar clientes, ya que no dejamos de ser la residencia de Europa, la gente viene aquí a descansar y a pasar momentos de ocio, si consigues retenerlo, cada año lo tendrás y si renuevas el establecimiento mucho más.